Entrevista a Amedeo Balbi

Entrevista a Amedeo Balbi

Por -
0 636

"No hay suficiente conciencia de la importancia de la investigación para sostener la riqueza de una nación"

Amedeo BalbiAmedeo Balbi, licenciado en física y doctor en astrofísica, es investigador en la Universidad Tor Vergata, de Roma. Se ocupa principalmente de la cosmología, en particular, el estudio de la radiación cósmica de fondo, la física del universo temprano y el problema de la materia oscura y la energía oscura. En el pasado ha trabajado, entre otros, en la Universidad de California, Berkeley, en el grupo de profesor George Smoot (Premio Nobel de Física en 2006), participando en el experimento MAXIMA, uno de los primeros en producir una imagen de alta resolución de la anisotropía de la radiación cósmica de fondo. El análisis de esta imagen ha permitido una determinación precisa de los parámetros que definen la estructura y propiedades del universo, siendo una de la primera evidencias de que tiene una curvatura insignificante a gran escala. Es autor de más de noventa artículos en revistas científicas internacionales.

Dedica una parte importante de su tiempo a la enseñanza y la divulgación. Es autor de La musica del Big Bang (2007) y Seconda stella a destra (2010), obras aún inéditas en español. Desde 2006, tiene su propio blog: www.keplero.org.

Entrevista a Amedeo Balbi, autor de Cosmicómic:

Libros de Ciencia: ¿Cómo surge la idea de Cosmicómic? ¿Por qué el formato de novela gráfica?

Amedeo Balbi: La idea surgió porque soy un lector habitual de cómics y me gusta la experiencia casi cinematográfica de lectura de historias en ese formato. Pensé que el uso de la forma gráfica para contar una historia de no ficción con un contenido científico era un territorio relativamente inexplorado y era una oportunidad que podría desarrollar.

LdC: ¿Les ha resultado difícil plasmar en imágenes las principales ideas científicas que se desarrollan en la obra? ¿Cómo ha sido trabajar con Rossano Piccioni?

AB: Trabajar con Rossano fue muy positivo pese a que no nos conocíamos previamente (el editor lo seleccionó después de haberle presentado mi propuesta para la historia). Creo que el aspecto más difícil con Cosmicomic, al menos por mi parte, no fue tanto la ilustración de los aspectos científicos, sino, más bien, la necesidad de fusionar el elemento científico con las historias de los personajes en una narrativa convincente, manteniendo, al mismo tiempo, la exactitud histórica. Fue necesario mucho trabajo de investigación para reproducir, lo mejor posible, las ubicaciones reales. Rossano hizo un gran trabajo para conseguir una ambientación realista de las escenas.

LdC: ¿Cuál cree que fue el mérito principal de Penzias y Wilson?

AB: Creo que fueron el ejemplo perfecto de lo que un científico debe hacer. Aunque, inicialmente, no fuesen conscientes de todas las implicaciones de su hallazgo, llevaron a cabo la mejor y más cuidadosa medición que les permitía su instrumentación y luego presentaron el resultado completo de la forma más clara e imparcial posible, dejando que los datos hablasen por sí mismos.

LdC: En el epílogo de Cosmicómic hace referencia a los descubrimientos más recientes como la energía oscura y la posible detección de ondas gravitaciones de origen primordial. ¿Cree que los descubrimientos más recientes en cosmología pueden tener el mismo interés como obra de divulgación que los hechos descritos es Comicómic? ¿Ha pensado en una posible continuación?

AB: Ciertamente, en las últimas décadas, se han llevado a cabo descubrimientos relevantes en cosmología: el descubrimiento de las anisotropías en el fondo de microondas, la medición de la geometría del universo (donde he tenido la suerte de participar), el descubrimiento de la aceleración del universo, sólo por citar algunos. Así que, sí, creo que habría espacio para una continuación, algún día…

LdC: Usted es un científico en activo y a la vez divulgador científico: ¿piensa que es parte de la responsabilidad de los científicos la divulgación de sus descubrimientos?

AB: Absolutamente. La comunicación es una parte vital del método científico. Primero tienes que comunicar tus hallazgos a tus colegas, pero, igualmente importante, es la comunicación de la ciencia a un público más amplio, porque la gente tiene derecho a saber cómo funciona el mundo.

LdC: En España llevamos años observando un descenso paulatino en la elección de carreras científicas por los jóvenes. ¿Ocurre algo parecido en Italia? ¿A qué razones piensa que se puede deber este hecho?

AB: Creo que la principal causa de la falta de vocación científica de los jóvenes actuales es que no reciben el suficiente apoyo por parte de la sociedad. No hay suficiente conciencia de la importancia de la investigación para sostener la riqueza de una nación y no hay el suficiente incentivo económico para animar a los estudiantes más inteligentes a elegir una carrera científica. Este es ciertamente el caso de Italia, al menos, y creo que es una receta para el suicidio de una nación.

LdC: ¿Cree que la divulgación científica puede ser un elemento motivador para que los jóvenes se decanten por estudiar carreras científicas?

AB: Espero que los jóvenes comprendan lo hermosa que es la ciencia, y yo estoy tratando de colaborar en ese sentido.

ARTÍCULOS SIMILARES

Sin comentarios

¿Qué opinas?