Entrevista al bioquímico J. M. Mulet, autor de Medicina sin engaños

Entrevista al bioquímico J. M. Mulet, autor de Medicina sin engaños

Por -
0 481

"Que gente como Josep Pamies o Enric Corbera den charlas en universidades e institutos es algo que no debería tolerarse, que se den cursos de pseudociencias en estas instituciones, tampoco."

José Miguel Mulet

J. M. Mulet es profesor titular de biotecnología (área de bioquímica y biología molecular) en la Universidad Politécnica de Valencia, Director del Máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas (CSIC-UPV) e investigador en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (IBMCP) un instituto mixto que depende del CSIC y de la UPV. Divulgador de temas relacionados con la biotecnología y la alimentación. Autor de “Comer sin Miedo” (Destino) y de “Los productos naturales ¡vaya timo!” (Laetoli) y “Medicina sin engaños” (Destino).

Libros de Ciencia: Has elegido como título para la introducción de tu libro Conectando los puntos, precisamente el mismo título del célebre discurso de Steve Jobs en la Universidad de Standford en 2005. Un discurso en el que Jobs manifiesta la importancia de los acontecimientos y decisiones claves en la determinación de una trayectoria vital. Tristemente, también, su discurso es aplicable a su fallecimiento. Steve Jobs murió de cáncer en 2011 después de haber renunciado a la medicina oficial y haber tratado su tumor con zumos de frutas.  Según los expertos la tasa de supervivencia para el tipo de cáncer que sufría Jobs es próxima al  100%. ¿Es un aviso a navegantes?

J. M. Mulet: Pues sí. La creencia en las pseudomedicinas no tiene que ver ni con el nivel económico ni con el cultural, es un problema muy extendido. El caso de Steve Jobs es el más conocido, pero el problema son los miles de casos anónimos que suceden cada año. Desde el lanzamiento del libro recibo continuamente mails contándome historias parecidas. Es muy duro.

LdC: Tengo un amigo librero y nunca me ha dejado de sorprender que una de las secciones con más demanda fuese la relacionada con las pseudociencias. ¿Por qué crees que atrae tanto la idea de lo alternativo?

JMM: La idea de que hay algo por encima que soluciona todos nuestros problemas es muy atractiva. Consuela pensar que hay un algo superior que puede ayudarte, aunque sea de forma mágica. Tradicionalmente las religiones tenían el monopolio de ese tipo de pensamiento, ahora está repartido entre religiones y las corrientes de pseudociencia, incluyendo la pseudomedicina.

LdC: En Medicina sin engaños mencionas el caso de la farmacia Rialto, en la Gran Vía madrileña, que se niega a vender preparados homeopáticos e informa a sus clientes sobre los posibles riesgos. Curiosamente, fue amonestada por el Colegio Oficial de Farmacéuticos. ¿Cuál crees que pueda ser la causa de que algunas pseudomedicinas, como la homeopatía, hayan conseguido penetrar en una parte del colectivo médico y farmacéutico?

JMM: Incidir que fue una amonestación por carta, pero que quedó en nada, por qué código en la mano, lo que es sancionable es vender homeopatía. Aquí se juntan dos factores, uno es que el farmacéutico realmente crea en la homeopatía, otra es que tiene un margen de beneficio superior a los fármacos con receta.

LdC: ¿Crees que los pseudomedicamentos, como los homeopáticos, que se pueden adquirir en una farmacia o parafarmacia, deberían llevar algún tipo de distintivo, informando sobre su ineficacia o que no hay ningún estudio científico que los avale?

JMM: En algunos países se etiquetan como “sin uso terapéutico”. Obviamente esto cuenta con la oposición de los fabricantes de homeopatía. El problema de que haya médicos y farmacéuticos que la recetan es que se da un mensaje equívoco, y no olvidemos que además de negocios particulares, son servicios públicos.

LdC:     Cómo afirmas en Medicina sin engaños, cualquier persona puede colgar un cartel en la puerta de su casa o despacho y anunciarse como terapeuta y ofrecer servicios relacionados con la salud. ¿Crees que debería de haber algún tipo de regulación en este sentido?

JMM: No hace falta más regulación, hace falta que se aplique la que hay. Los colegios de enfermería han reaccionado muy rápido contra las Doulas, pero por qué no reaccionan contra los que ofrecen reiki o acupuntura ¿quizás porque no lo vean una competencia directa?

LdC: No puedo más que coincidir con el tercer punto del Decálogo para evitar pseudomédicos:Si parece una tontería, lo es”. Si se revisan los fundamentos de la pseudomedicina nos encontramos con principios, a cuál más peregrino. ¿Crees que el juicio crítico está en peligro de extinción?

JMM: No, siempre ha existido gente que cuando veía un fenómeno natural le buscaba una explicación lógica y la que le buscaba una explicación sobrenatural. Forma parte de la esencia del ser humano, el pensamiento racional siempre ha existido, pero le ha tocado convivir con el irracional.

LdC: Tú eres docente universitario, ¿crees que nuestro sistema educativo fracasa a la hora de formar ciudadanos con juicio crítico capaces de discriminar entre lo aconsejable y la charlatanería?

JMM: Creo que las Universidades e Institutos deberían implicarse más. Que gente como Josep Pamies o Enric Corbera den charlas en universidades e institutos es algo que no debería tolerarse, que se den cursos de pseudociencias en estas instituciones, tampoco.

LdC: He leído comentarios en blogs, e incluso una columna de Fernando Sánchez Dragó, descalificando las afirmaciones de Medicina sin engaños. ¿Qué les responderías?

JMM: Para escribir el libro he tenido que documentarme a conciencia y leerme cientos de estudios. Puedo citar las fuentes y los estudios que respaldan cada una de mis afirmaciones ¿en que se basan ellos para decir que lo que yo digo es falso?

LdC: Por último, si nos sentimos enfermos, ¿qué nos recomiendas?

JMM: Qué vayas al médico, y si lo que dice no te satisface, que utilices tu derecho a las segunda opinión médica y que vayas a otro.

En el siguiente enlace puedes leer la reseña que hemos publicado del libro de J. M. Mulet: Medicina sin engaños.

ARTÍCULOS SIMILARES

Sin comentarios

¿Qué opinas?